Etiquetas

, , ,

Astra Militarum: La Jauría Errante / Chema

— ¿Qué te hable sobre la conocida como “La Jauría Errante”? No sé por qué querrías saber de ellos pero la verdad es que me da igual; hace tiempo que no tengo el placer de contar una buena historia a un desconocido. Ven, siéntate y trae un par de copas de amasec.

— Esos malditos con suerte eran otrora el 514º regimiento de Cadia. Ahora son supervivientes, héroes contando con que pudieron escapar de planeta antes de su devastación. Se dice que desde la defensa de Rax V trabajan codo con codo con el 54º regimiento de los Militarum Tempestus,  los “Psian Jakals”, debido a la ayuda que allí les prestaron. Esa fue su primera aparición registrada después de la caída de Cadia. Y créeme muchacho, que aquellos que estuvieron presentes la recuerdan muy vivamente. También se dice que el Coronel del regimiento, o “Líder de manada” según ellos, es un exoficial de la Schola Progenium, la institución imperial que se encarga de los niños cuyos padres han muerto al servicio del Dios-Emperador. ¿Qué cómo se llama? Maneth, creo recordar…Astra_Militarum_Symbol

— Ahora recorren la galaxia prestando su ayuda una vez más a todo aquel que la necesite. No tienen hogar, ni propósito más allá de defender a la humanidad, para ellos siempre es su última cacería. Se consagraron en una promesa irrealizable y se ve que nadie ha logrado detenerlos por el momento. De muchos mundos asediados llegan informes que indican como una flota imperial surge del vacío interestelar para caer sobre los invasores como un puño ineludible y prestar la dureza del acero y la fiereza de la bestia en la defensa planetaria.  ¿Que qué pasa luego? Desaparecen sin más, y no querrás volver a verlos porque significará que estarás en un buen apuro, chico.

— Eso es todo lo que conozco. Ahora tráeme esas copas o lárgate de una vez, quiero estar solo… ¿Qué te responda a otra pregunta? ¿Es que acaso te pagan por hacer preguntas? ¿Qué es lo que quieres realmente? Ah, ya entiendo.

En la oscuridad de los callejones se oyen murmullos de una guerra no muy lejos de aquí, en un sub-sector llamado Merovingian. La última vez que escuché hablar de ellos los rumores decían que se habían embarcado para auxiliar a ese puñado de planetas sin interés. Y parece que no son los únicos, muchacho, pues se dice que el Imperio ha movilizado más de sus brazos militantes. Te aseguro que recibiremos noticias muy pronto de Merovingian.

(Extracto sacado de una conversación entre el Almirante Zacharius y el Contraalmirante Quigen a bordo de la “Nominate Imperialis”)

 <REF>128.M42

astra militarum - chema


 

Drukhari: Los Cazadores Pálidos / Eladi

<NAVÍO> VORDUAN II. CRUCERO CLASE DOMINADOR

<CARGA> 150.000 TONELADAS DE MUNICIÓN. 5.000 SOLDADOS EN HIBERNACIÓN. 974 TRIPULANTES.

<DESTINO> REGALIS MAJOR. SISTEMA PLANETARIO ANDUAK. SUBSECTOR MEROVINGIAN.

<REFERENCIA> 128.M42

¡Atención! ¡Capitán en puente! —Toda la tripulación presente en el puente de mando dejó de hacer sus funciones e inmediatamente se cuadró en dirección a la puerta de entrada. Eran las primeras horas de la jornada y Hendrig Vorduan, Capitán del Crucero clase Dominador “Vorduan II” debía comprobar que todo estuviese correcto en su navío. Señaló para que todos volviesen a lo que hiciesen y se sentó en su sillón. — Primer Oficial, informe de situación, por favor.

— ¡Sí, Capitán! Nos acercamos al sistema planetario Anduak, apenas a estamos a  diez horas de llegar al Espacio-puerto de Regalis Minor sin utilizar los motores de disformidad.Dark_eldar_rune

El Capitán Hendrig hacía gala de su vestimenta de oficial, condecorada con múltiples galardones demostrando así su experiencia en la oscuridad de la galaxia. Aunque hacía años que disfrutaba de su posición de Capitán, anteriormente había servido al Astra Militarum como piloto de Cañonera Pesada Vendetta; fue partícipe de la batalla por Grover XIII junto a otras veinticinco Cañoneras que formaban el Ala de Combate, del cual solamente dos de ellas sobrevivieron al cruce de disparos. Lamentablemente fracasaron en su misión y el planeta fue dominado por los Orkos. Pareció ser que no eran los únicos interesados en evitar a los pieles verdes en Grover XIII, pues la aparición de naves Aeldaris inmediatamente después del abandono del planeta indicó que hacía tiempo que les estaban observando. Barrieron la superficie y arrasaron con su avanzado armamento con todos los Orkos que no pudieron refugiarse.

La admiración por estas impresionantes naves espaciales motivó al joven piloto a ascender poco a poco por la cadena de mando. Aunque no volvió a encontrarse de nuevo con la flota Aeldari, incomparable a las lentas y toscas maniobras que su Crucero podía realizar. Mirando brillar las estrellas en el firmamento y con una copa de amastec en la mano, sabía que no debía perder tiempo en tontos ensoñamientos y llegar lo antes posible con su cargamento a Regalis Minor.

— Navegante, inicie los protocolos de sincronización con el Astronomicón. Activen los Campos Geller. En treinta segundos cuando se abra por completo la puerta enciendan los motores de  disformidad.

— ¡Si, Capitán! —todos tripulantes gritaron al unísono.

— Así llegaremos antes de lo previsto — señaló el Primer Oficial —, he escuchado que andan escaso de tropas y material y se han enviado muchos informes de avistamientos de xenos.

— Quince segundos para apertura completa — añadió el Navegante—.

— Bien. Una vez descargado todo el material nos uniremos a la flota del sector. No podemos permitir ninguna presencia de xenos en territorio del Emperador.

Apertura al noventa y ocho por ciento, sincronización con el Astronomicón completada —vociferó el Navegante, en plena concentración por el arduo esfuerzo que debía realizar—, adentrándonos en tres, dos, uno… —la puerta a la disformidad chisporroteaba con energías cuasi incontrolables y agitaba el crucero con fuerzas sobrenaturales. Se trazaban relámpagos golpeando el Campo Geller hasta que se sumergió por completo más allá del espacio real.

El Crucero apareció de nuevo en una ubicación errónea, cerca del sistema Merovingian. Desierta, llena de brechas en el caso y sin señales de vida en ninguna de sus compartimentos, su preciada tripulación y los cinco mil soldados en hibernación habían desaparecido completamente; solamente las cargas de munición flotaban alrededor del “Vorduan II” alejándose lentamente como si trataran de huir del desastre. Lo que pareció ser unos momentáneos segundos de viaje se convirtió en un infierno inacabable para los que se encontraban dentro de ese navío.

No tardaron mucho en enviar naves de reconocimiento al lugar, pues la baliza de socorro se activó nada más salir de la disformidad. Cruceros ligeros y naves escolta acudieron a la localización para encontrar la carcasa fría y vacía que dejaba un amargo recuerdo a los que observaban tal devastación.

Capitán, según los datos recopilados parece ser que la señal del Astronomicón fue intervenida y reubicada aquí — señaló el experto en inteligencia naval de la “Espada Impetuosa”, Crucero Ligero clase Intrépido. — Demonios… — añadió el Capitán —.

No, los primeros análisis de balística indican que fueron atacados justamente al salir de la disformidad, con la guardia baja y sin estar preparados para batallar. Los impactos sugieren que se usó armamento xenos avanzado. Las bajas contabilizadas dentro de la nave son mínimas, como si hubiesen capturado a todos los posibles; las grabaciones rescatadas del puente de mando muestran esbeltas figuras pálidas con armaduras negras, arrastrando con ganchos y cadenas a los tripulantes y…

Más que suficiente, he visto este tipo de ataque anteriormente — confirmó el Capitán —, los Drukhari son los responsables de esta atrocidad. Esto es obra de Druvaldin y sus “Cazadores Pálidos”. Han vuelto a Merovingian.

Un escalofrío recorrió la espalda del veterano humano y comenzó a ordenar nerviosamente la retirada inmediata del lugar y abrir fuego contra los restos flotantes del “Vorduan II”.

— Informad inmediatamente a la capital, debemos poner en alerta a todo el sub-sector. Que el Emperador nos proteja.

Alexandr-elichev-whk14-12855-raidingportal-alexandrelichev

Anuncios